“Salgamos al encuentro de nuestros hermanos más necesitados”

Por Leandro Morelli y Elisa Cattaneo, coordinadores de Pastoral Colegio Monseñor Agustín Boneo, Rosario.

En los inicios de la "Noche solidaria", el deseo que ardió en el corazón de los primeros protagonistas fue ayudar a las personas en situación de calle, a los más desamparados de nuestra sociedad, experimentando la alegría de ser una Iglesia en salida que va al encuentro de ese Jesús pobre y crucificado, reflejado en nuestros hermanos más necesitados. Es así como nace este proyecto solidario de acompañamiento y asistencia.

Con el paso del tiempo vimos que es mucho más que eso:  es una forma de evangelizar, de vivir las obras de misericordia en cuerpo y alma, y qué mejor que hacerlo codo a codo, alumnos y profesores, sacerdotes y laicos, parroquia y escuela. Es un proyecto que incluye sobretodo a los jóvenes que, con sus ganas y deseos de poder ayudar a los excluidos de la sociedad, empujan y sostienen a la "Noche solidaria", siguiendo el ejemplo de nuestro querido Don Orione. 

Una vez a la semana, cuando salimos a la calle en las noches rosarinas, tratamos no solo de entregar comida, ropa o algo que necesiten nuestros hermanos, sino también de recibir, de aprender, de saber sobre las situaciones que pasan otras personas, de sentir lo que es estar marginados para una gran parte de la sociedad, y así poder entender, desde otro punto de vista, historias de vidas, de sacrificio y lucha cotidiana. Se trata de involucrarnos, de “tener olor a ovejas”, como nos pide el papa Francisco, para poder abrir la cabeza y descubrir que no todos vivimos en las mismas condiciones ni tenemos las mismas oportunidades.

 

 

067 RS 01

 

 

Esta experiencia también incluye a todo aquél que quiera sumarse y aportar, más allá de su fe. El objetivo es ayudar al prójimo y eso es lo que todas las personas que participan tienen en común: las ganas de colaborar con la gente que menos tiene, con los descartados de la sociedad, con aquellos en situación de calle y aportar nuestro granito de arena.

Este proyecto actualmente consta de dos recorridos:

1. Calle Córdoba, desde la plaza en donde se encuentra la Iglesia Catedral de Rosario hasta el Boulevard Oroño.

2. Calle Pellegrini, desde la Plaza López hasta la Rotonda enfrente de los Tribunales Provinciales. 

Entre ambos recorridos se dividen la cantidad de colaboradores, coordinadores, alimentos y elementos para entregar.  

 

¿Por qué los alumnos son los protagonistas invitados a participar de este proyecto?

Porque creemos que la mejor forma de descubrir el carisma orionita es viviéndolo. De Don Orione heredamos el deseo de estar en movimiento, de confiar en la Providencia a pesar de los obstáculos, los miedos y las dificultades en el camino.

Siguiendo su ejemplo, estos últimos 10 años no han sido una excepción. Hemos pasado por algunas dificultades en el desarrollo del proyecto pero, sin embargo, siempre aparecían nuestros jóvenes con sus ganas de experimentar, de probar, de ser solidarios y Dios, con la luz del Espíritu, nos ha fortalecidos para sostenerlo hasta la actualidad.  Nuestros alumnos son la mejor semilla del carisma orionita que se puede plantar en tierra fértil cada vez que dicen que "SÍ" y se comprometen a vivir esta experiencia maravillosa de darse por el otro. Cómo no pensar en ellos como protagonistas de toda esta aventura educativa y de formación humana, cuando son ellos la razón de ser de nuestras escuelas y parroquias orionitas.

Siempre… ¡Ave María y adelante!

 

067 RS 01

Search