Los caminos de la solidaridad en Mar del Plata

Por Comunidad Educativa Colegio Don Orione, Mar del Plata

 

Pensar en nuestro Proyecto Solidario desde el Colegio Don Orione de Mar del Plata y mantenerlo vivo cada año, es una experiencia que nos hace comunidad y que nos permite abrazar, con renovado compromiso, el legado de nuestro querido san Luis Orione.
Cada año nos encuentra compartiendo aprendizajes, vivencias y encuentros cotidianos. Y porque sabemos que éstos cobran un sentido más profundo para el crecimiento integral de nuestros alumnos, cuando los enriquecemos con los valores de la solidaridad, el bien común, la entrega desinteresada y el amor fraterno, es que intentamos que este proyecto siga vivo, no sólo hacia afuera de la Escuela, sino también hacia adentro de ella, acompañando la vida de cada niño, de cada niña y cada docente.

 

 

88 02

 

 

“Profetas de la Caridad, ante los Nuevos Desafíos”

 

Siendo la escuela el lugar por excelencia para enriquecer la formación humana que apunta al desarrollo integral de la persona, como institución educativa queremos formar hombres y mujeres conscientes de sí mismos y de su entorno, comprometidos con sus propios procesos de crecimiento, potenciando el pensamiento crítico, garantizando el desarrollo de la conciencia democrática, el juicio autónomo, el disentimiento con argumentos y la búsqueda de la verdad a través del esfuerzo, del estudio responsable y del diálogo.

Al mismo tiempo, como Escuela Orionita consideramos esencial la formación cristiana del hombre, en la cual, a través del ejemplo y de una sana y armoniosa convivencia, se vivan y transmitan los valores del Evangelio: la solidaridad, el amor fraterno, la honestidad, la generosidad, el diálogo sincero, el compañerismo y la amistad, todo esto experimentado mediante el valor de la CARIDAD.

De cara al Centenario de la llegada de Don Orione a nuestro país, se dio un tiempo propicio para compartir qué significa para nuestra comunidad educativa orionita “hacer caridad” y cómo ponemos en práctica la solidaridad para acercarnos al hermano necesitado, haciendo de este proyecto un signo más de nuestra identidad orionita.

 

Con el corazón mirando al sur

 

Allá por los inicios de este siglo, la Obra Don Orione se acerca a las Comunidades del Sur de Mar del Plata, una zona alejada de las luces turísticas y con una realidad social apremiante.
La experiencia pasó por diferentes momentos. Las Comunidades del Sur han sido para la Comunidad Orionita de Mar del Plata una población muy cercana y con la cual, a lo largo de varios años, se fueron generando acciones concretas, campañas, colectas y actividades de encuentro que nos permitieron enriquecer nuestro propio crecimiento personal, profesional y comunitario.
Es por todo esto que queremos seguir aunando nuestros esfuerzos, para que crezca en cada uno de nosotros este espíritu solidario que nos moviliza a encontrarnos con el otro. El Proyecto Solidario del Colegio Don Orione nos invita a una mayor unidad y a proyectar, a corto, mediano y largo plazo distintas acciones que puedan ser respuesta y llevar alivio a estas zonas de nuestra ciudad.

 

 

88 02

 

 

Del norte hasta el sur: una muestra de la caridad en acción

 

El "Proyecto estufas solidarias" comenzó en mayo de 2018. Se trata de un artefacto estático fabricado con una estructura de hierro y ladrillos comunes. Posee una salida al exterior de los gases de combustión y está pensada para calefaccionar un hogar a partir de pequeños troncos y restos de poda. También tiene una placa superior donde se puede cocinar.

Desde una página de facebook administrada por docentes y alumnos del Instituto Pablo Tavelli, del complejo educativo orionita de Mar del Plata, se ofreció bajar planos, videos del proceso constructivo y realizar consultas sobre la construcción e instalación. Desde el colegio se buscó cómo darle continuidad al proyecto con la participación de la comunidad. Así avanzaron con el diseño de un estufón, para usarse en lugares comunes, al que le sumaron un horno pizzero para colocar sobre el mismo.

Cuando los fríos se hicieron sentir, comenzaron a llegar mensajes al facebook del proyecto, entre ellos uno de la comunidad de Cristo Rey, que tenía pensado confeccionar estufas con los fondos surgidos de la colecta de Caritas. Los referentes de la comunidad comentaron que en los últimos inviernos habían tenido que asistir a varias familias víctimas de incendios domiciliarios producto de calefacciones precarias.

Así, hubo reuniones en las que se decidió hacer una capacitación para las comunidades del norte de Mar del Plata. En el barrio Camet, mate de por medio, se dialogó con los herreros de la zona y los jóvenes encargados de replicar el proyecto. Juntos armaron una estufa de muestra explicando los detalles constructivos y de instalación. Así se multiplicaron las manos fabricantes y se generó interés en una posible fuente de trabajo.

Algo parecido se replicó en el otro extremo de la ciudad: en el barrio Acantilados, dentro de las Comunidades del Sur, se hizo una charla informativa que sirvió para construir una estufa para el taller de la capilla. La experiencia se amplió para armar otras estufas solidarias ya para las casas del barrio. En la entrega de las estufas, alumnos y docentes fuimos testigos de la alegría y esperanza que generaron en las familias de los barrios del Sur marplatense estos simples artefactos. La estufa es la señal de que alguien pensó en ellos al menos por un momento.

Como si fuera poco todo lo anterior, el "Proyecto estufa solidaria" se replicó en una Escuela Técnica de Balcarce, un Centro de Formación Profesional de General Madariaga y en muchos emprendimientos particulares en todo el país, muchas veces con el asesoramiento de los alumnos orionitas.
Para el Proyecto Solidario de nuestra escuela fue una muestra de cómo la Providencia teje las historias de encuentro, solidaridad, generosidad y fraternidad, que ayudan a crecer a quienes forman parte de estas experiencias.

 

Con Francisco y Don Orione: las muchas formas de la solidaridad

 

Resultó iluminador para el Proyecto Solidario recordar y tener siempre presente la reflexión del papa Francisco, en una de sus primeras homilías, en ocasión del Corpus Christi de 2013:

“La solidaridad está en la capacidad de cambiar nuestra actitud y hacer nuestra la necesidad de los demás “¿de dónde nace la multiplicación de los panes? La respuesta está en la invitación de Jesús a los discípulos: «Dadles vosotros...», «dar», compartir. ¿Qué comparten los discípulos? Lo poco que tienen: cinco panes y dos peces. Pero son precisamente esos panes y esos peces los que en las manos del Señor sacian a toda la multitud. (…) Y esto nos dice que en la Iglesia, pero también en la sociedad, una palabra clave de la que no debemos tener miedo es «solidaridad», o sea, saber poner a disposición de Dios lo que tenemos, nuestras humildes capacidades, porque sólo compartiendo, sólo en el don, nuestra vida será fecunda, dará fruto. Solidaridad: ¡una palabra malmirada por el espíritu mundano!”

Sabiendo que al “hacer el bien”, todos “nos hacemos bien”, queremos compartir con toda la Familia Orionita algunas de las acciones que en estos años han dado vida a nuestro Proyecto Solidario. En ellas se ve cómo el compromiso de la comunidad educativa orionita fue buscando las mejores respuestas posibles -dentro de nuestras posibilidades- a una realidad cambiante y desafiante que nos plantea nuevas fronteras para la caridad.

  • Campaña de pañales, leche larga vida y útiles escolares para las Comunidades del Sur y la escuela Nº 44.
  • Campaña de ropa y frazadas para las Comunidades del Sur.
  • Campaña Día del Niño: juguetes en buen estado, golosinas y globos para festejar con los niños de las Comunidades del Sur y de la Escuela Nº 44.
  • Proyecto “Mejorando Hogares”: bono contribución (a voluntad) para acompañar a familias que necesitan revocar las paredes de sus casas.
  • Familias Voluntarias: colaboración de familias con vehículos para transportar ropa y alimentos a los Barrios del Sur.
  • Feria del libro Solidaria: verdadero encuentro entre la cultura, los libros y la posibilidad de seguir ayudando a nuestros hermanos más necesitados. Participación de microemprendedores con la venta de sus productos. Entrada a la feria: leche larga vida, leche en polvo o pañales para niños que serán entregados a las Comunidades del Sur.
  • Kits para Futuras Mamás: campaña realizada en el marco del Día del Niño por Nacer para ser signo visible de una comunidad que habla de Vida, celebra la Vida y comparte la Vida de todos. Pañales, chupetes, mamaderas, ropita de bebé, cunas, elementos de tocador para las Comunidades del Sur y en el Hospital Materno Infantil de nuestra ciudad.
  • Preparación de 200 viandas para nuestros hermanos del basural camino a Batán. Viandas entregadas por Docentes de la casa y alumnos del Nivel Secundario.
  • Campaña para nuestros Hermanos del Hogarcito Don Orione: elementos de tocador e higiene personal.
  • Kit de Higiene bucal: campaña realizada en el marco del Proyecto Pedagógico de 2º grado de “Cuidado del Cuerpo”. Armado de kit de higiene bucal (pasta dental y cepillo de dientes), entrega y enseñanza de pautas de cuidado entre los niños/as.
  • Pascua en el basural: visita de un grupo de profesores a la gente del basural y entrega de un pequeño “presente pascual”.
  • Campaña de alimentos no perecederos para colaborar con Caritas Parroquial y sumarnos a la 8ª Edición de la “Jornada Solidaria” del Oratorio Juvenil “Pequeño Mundo” que ayuda en distintos Comedores de nuestra ciudad.

Estos y muchas otras acciones emprendidas en el marco del Proyecto Solidario, se concretan con el firme propósito de acompañar el crecimiento de nuestros niños/as y jóvenes. Siendo parte de esta hermosa Familia Orionita, reafirmamos en este Centenario de la llegada de Don Orione el compromiso y la responsabilidad de “estar a la cabeza de los tiempos”, haciendo de los valores del Evangelio, nuestro mejor programa.

 

88 02

Search