La visita de Don Orione a Bernal, el “Valdocco argentino”

 

Por P. Facundo Mela fdp

 

El 13 de noviembre de 1921, Don Orione pisaba por primera vez suelo argentino. A los pocos días, Don Orione se contactó con los Hijos de Don Bosco. Tal vez le preguntó a Mons. Mauilio Silvani, quien trabajaba en la Nunciatura, dónde estaban los salesianos. Pero, pese a que había varias comunidades salesianas en la Ciudad de Buenos Aires, la primera que visitó Don Orione fue Bernal, ubicada al sur de la Capital.

En 1890, el Sr. Agostino Pedemonte, un inmigrante genovés, donó a los salesianos un pedazo de tierra en Bernal para construir una escuela y una iglesia en honor a la Virgen de la Guardia. Unos años después, en febrero de 1895, los salesianos se instalaron allí. Además de la escuela y la iglesia, fundaron una importante casa de formación, donde estuvieron los beatos Ceferino Namuncurá y Artémides Zatti.

Así un 18 de noviembre de 1921, Don Orione conocía la Casa Salesiana de Bernal, entonces conocida como el “Valdocco argentino”. Días después escribía: “Estuve hace ocho días en Bernal, que es el vivero de los salesianos en la Argentina y su floreciente noviciado. Me llevaron a la nueva y bellísima iglesia, allí está sepultado el gran obispo y gran misionero salesiano, Mons. Costamagna, muerto hace pocos meses”.

Al año siguiente, tras su vuelta de Brasil, Don Orione visitó Bernal dos veces más. El 10 de febrero de 1922 fue invitado a dar una conferencia sobre Santo Domingo Savio. Giorgio Papasogli en su biografía relata que ese día “todo su espíritu salesiano, todo su afecto hacia Juan Bosco, se encendieron en sus palabras y se trasladaron a los ánimos de los oyentes”. Por su parte, en las “Crónicas del Colegio Nuestra Señora de la Guardia Bernal 1895-1937”, se lee: “A las 13 hs. llegó el P. Orione: hizo una conferencia para toda la casa”. Fue una visita que tocó el corazón de Don Orione, como le compartía a sus religiosos: “El viernes fui a predicar al noviciado de los salesianos (...). En Bernal, viendo todo aquel florecimiento de salesianos, con tan buen espíritu, ¡pensaba en las vocaciones!” 

 

097 MS 2

Referencia a la visita de Don Orione en la Crónicas del Colegio Nuestra Señora de la Guardia Bernal 1895-1937. 

 

 

Un mes después, el 9 de marzo de 1922, Don Orione volvió para la inauguracion del monumento de Domingo Savio. Años mas tarde, recordaba esta tercera visita: “Yo fui a la inauguración del monumento de Domingo Savio y encontré, todavía allí, a un gran misionero, el P. Milanesio, italiano, ya fallecido. Consejero Escolar de Bernal, era Su Excelencia, Mons. Tavella, electo recientemente, Arzobispo de Salta. Estoy invitado a volver a Bernal, pero no pude todavía, también quiero ir para arrodillarme, tal vez por última vez”.

Podría llamarnos la atención que las dos invitaciones que recibió Don Orione estaban relacionadas a Santo Domingo Savio. Pero, algo que pocos saben es que mientras estuvo en el oratorio de Valdocco, Don Orione fue presidente de la Compañía de la Inmaculada, fundada por el mismo Domingo Savio, a la cual Don Bosco llamaba “su guardia imperial”. 

Don Orione tenía una gran admiración por “Dominguito”. Así compartía algunas memorias de su juventud con alumnos del oratorio salesiano de Turín: “Mis queridos, pequeños y grandes amigos en Jesucristo. Vuestro maestro vino a pedirme un pensamiento sobre Domingo Savio. Yo no lo conocí personalmente a Domingo Savio, quien estuvo en el oratorio de Valdocco muchos años antes que yo: pero aprendí a conocerlo por lo que escribió nuestro Padre verenerable Don Bosco y por la tradición aun viva que de él había en oratorio de Turín, donde vivió como Santo, edificando a todos y al mismo Don Bosco, de él nos hablaba Don Rua, el señor Don Francesia, el señor Bussetti y otros, quienes lo habían conocido y lo tenían como compañero”.

 

 

097 MS 2

Imagen de la inauguración del Monumento de Santo Domingo Savio que sigue acompañando a los jóvenes en patio de la Casa de Bernal. 

 

 

Las visitas de Don Orione a Bernal fueron una oportunidad para ver, consultar y aconsejarse acerca de la formación de los religiosos: “Hagamos un noviciado en Argentina o en Uruguay. (…) No creo que los salesianos hayan mandado a los argentinos a hacer el noviciado en Italia -esto es tan cierto que los salesianos argentinos más ancianos, que vi- incluso el superior de San Carlos y el mismo Inspector, ninguno vino a hacer el noviciado a Italia. Ahora solo mandan a Turín los seminaristas para la teología, luego que hicieron el noviciado en Bernal y los tres años de filosofía. Por tanto, es también un signo que al principio, hicieron enseguida el noviciado en Argentina, sin llevarlos a Italia”. 

Una última referencia a las visitas de Don Orione a Bernal es el testimonio del P. Juan Cantini sdb, quien fuera por muchos años maestro de novicios. Él contaba que había escuchado hablar a los “antiguos salesianos” de la visita de Don Orione, como la visita del “Hijo santo de Don Bosco”.

Durante su paso por Argentina, Don Orione visitó otras casas salesianas: la Iglesia “Mater Misericordiae” (CABA), la Parroquia “San Carlos Borromeo” (CABA), participó de la bendición de la piedra fundamental de la iglesia “San José” del colegio salesiano “Santa Isabel” de San Isidro; visitó el Colegio “María Auxiliadora” de Avellaneda; estuvo en el teologado de Ramos Mejía, celebró misa a las Hijas de María Auxiliadora (CABA) y en el Colegio Santa Catalina (CABA), fue huesped de la casa salesiana de Mendoza y visitó el colegio “Pio IX” (CABA). 

Las visitas de Don Orione a Bernal y a las otras casas, fueron una oportunidad para reencontrarse con sus raíces salesianas, renovar todo lo aprendido con el Padre de los Jóvenes y compartir su amor por Don Bosco y Dominguito Savio. 

Por ello, al cumplirse hoy los 100 años de la primera visita de Don Orione al “Valdocco argentino”, queremos hacer memoria agradecida y dar gracias a Dios por el paso de Don Orione por nuestras tierras, y recordar a tantos salesianos y orionitas que dieron su vida por los jóvenes, los pobres y los desamparados.  

En Bernal, la historia salesiana y orionita se hermanan en sus fundadores. ¡Viva Don Bosco! ¡Viva Don Orione!

 

 

097 MS 2

Don Orione hablando a la comunidad salesiana

Search