Don Orione inició su congregación con un oratorio. En Argentina, el primer oratorio cumple 60 años: es el Pequeño Mundo de Mar del Plata. Esa semilla dio muchísimos frutos y hoy los oratorios y grupos juveniles se multiplican en todas las comunidades orionitas.

Frases que vienen hasta el presente en las reflexiones de la Familia Orionita. Hoy comparte la suya la comunidad de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, Godoy Cruz, Mendoza.

Desde niño sintió la vocación religiosa. Los caminos de la vida lo llevaron a encontrarse con Don Orione. Traemos el recuerdo agradecido del P. Oscar Pezzarini, entrerriano de nacimiento, hijo adoptivo de la comunidad de Villa Dominico y referencia obligada en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad desde el Pequeño Cottolengo de Claypole.

Don Orione partió con su naciente Congregación a esparcir la “semilla” de la caridad de Cristo hasta los confines del mundo. Por y para esto llega a América Latina… Y la autenticidad y fecundidad de esta “semilla” está hoy ante nuestros ojos, a 100 años de su llegada. La Hna. M. Mabel Spagnuolo nos propone algunas claves de lectura para la actualización del carisma a 100 años de la llegada de Don Orione a América Latina. 

Previous Next

Dante Negretti vive en el Pequeño Cottolengo desde chico. Su arte es pintar con los pies, pero su historia de superación es más bella que cualquier cuadro.

Search