Don Orione Santo

“¡Don Orione ya es santo!”

En el frío amanecer del 16 de mayo de 2004, la frase se repetía miles y miles de veces. En cada comunidad orionita de nuestro país; en los hogares frente a los televisores; en sitios remotos a través de Internet...

“¡Don Orione ya es santo!”

El día tan esperado había llegado. Allí estaba Juan Pablo II anunciando a toda la Iglesia, a todo el mundo, frente a los peregrinos que se han reunido en la plaza San Pedro y los millones que seguían sus palabras por televisión, que Don Luis Orione, el “estratega de la caridad”, ya era santo.

Entonces, la emoción contenida se abrió en un aplauso, un abrazo, una súplica, un “gracias”, un recuerdo, una mirada al cielo...

TOP