Pastoral Juvenil

 

El joven Luis Orione, tuvo una especial solicitud por los jóvenes y por los más pequeños. Lo vivió siempre como un objetivo prioritario, convencido que los jóvenes son “el sol o la tormenta del mañana”. Inspirado en San Juan Bosco –su  educador en los años de adolescencia- abrió su primer oratorio en Tortona, la semilla a partir de la cual surgiría la congregación: "la Pequeña Obra nació de aquel primer oratorio festivo", recordaba él mismo con entusiasmo.

Las comunidades orionitas tienen como característica fundacional ser comunidades abiertas a los jóvenes, no sólo para que los jóvenes se acerquen, sino para ir hacia ellos. Así lo expresa el Proyecto de Pastoral Juvenil: "Acercarse al corazón del joven, especialmente del más necesitado, con el fin de hacer cristiana su vida. Acompañar su desarrollo integral, con caminos que lo lleven al descubrimiento del sentido de su vida, a la aceptación alegre de su existencia, al compromiso responsable en la solidaridad, especialmente hacia los más pobres, siguiendo el ejemplo de Don Orione”.

Cada parroquia, escuela, oratorio, voluntariado, grupo o movimiento juvenil, es espacio de encuentro para los jóvenes, ámbito de maduración de la fe y de reflexión de la realidad a la luz de la Palabra de Dios.

La Pastoral Juvenil de la familia orionita quiere así, formar para la vida, suscitar la entrega misionera y despertar la vocación, tanto la de especial consagración, como la del servicio al mundo. En una palabra, convocar a los jóvenes a ser sujetos de la propia historia y fermento de transformación evangélica.

Pastoral Juvenil

 

Don OrioneUn poco de historia

Don Orione, sabía muy bien qué hacer con los jóvenes. Se nota su delicadeza maternal hacia un joven que debía ir a la escuela muy temprano por la mañana: “¡Te recomiendo que le tengas preparado el desayuno!”, le escribía a su Director.

Sabe intuir la íntima soledad de los jóvenes que en el terremoto habían perdido a sus padres. Les promete: “Los ayudaré siempre y les haré de padre en Jesucristo!”

Y cuando llegan las crisis de la adolescencia, se ofrece discretamente para dar una mano y superarlas: “¿Escucharás la voz de un amigo que siempre te ha dado pruebas de querer tu verdadero bien y de amarte en Jesucristo?”.

Por otra parte, con alguno que andaba por mal camino, manifiesta una fuerza sorprendente: “¿Pero no ves dónde vas a parar? Tienes que dar vuelta la página. Mejor que vayas a hacer de changador al puerto, aléjate del ocio...”

Demuestra plena disponibilidad para la escucha: “¿Por qué no me escribes y me abres tu corazón?

Sabe estar  al lado de los jóvenes para orientarlos cuando el amor hace vibrar sus corazones. Paternalmente les advierte que no se fijen sólo en las apariencias: “¡No te dejes engañar!”

Su convicción de fondo es una seguridad, no obstante los aparentes fracasos: “No se siembra nunca en vano a Jesús, en el corazón de los jóvenes”.

(por P. Vincenzo Alessiani)

El Secretariado de Pastoral Juvenil Vocacional

Es el organismo que en la Familia Orionita impulsa y coordina a la pastoral juvenil. Tiene a su cargo la animación del Movimiento Juvenil Orionita, que con estatuto propio, está inserto en la pastoral de juventud de la Iglesia en Argentina.

El Secretariado también se ocupa de mantener informadas a todas las comunidades orionitas acerca de las distintas actividades que se organizan: talleres formativos, encuentros, retiros, convivencias, campamentos.

 

 

TOP