fbpx

Descansa en su comunidad

 Regresaron los restos del Padre Varetto02

A 25 años de su fallecimiento, los restos del padre Luis Varetto FDP regresaron desde el cementerio del Pequeño Cottolengo de Claypole a la ciudad de Mar del Plata, y fueron depositados al ingreso de la parroquia San José, en el marco de una misa presidida por el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino, y acompañada por la comunidad parroquial orionita y gran cantidad de fieles que fueron testigos de su ministerio.

En la Santa Misa estuvieron presentes el intendente Municipal Gustavo Pulti, el Obispo Diocesano Monseñor Antonio Marino, los sacerdotes orionitas, el Padre Fernando Miñones, el Padre Pablo Almada, el Padre Jorge Farfán y el Padre Jorge Torti en representación del consejo provincial, el concejal Héctor Rosso, integrantes del Grupo Scout José Manuel Estrada, la Comunidad Guía 136 Padre Varetto y del Colegio Pablo Tavelli, ex alumnos, entre otros.

El Padre Luis Varetto fue discípulo directo de San Luis Orione, ejerció su sacerdocio durante 40 años en esta ciudad, donde fue director y docente de carpintería de la Escuela de Artes y Oficios Pablo Tavelli, formando a la mayoría de los carpinteros y ebanistas de la ciudad.

Durante la homilía, el obispo Marino, tras recordar que la mayor parte de la vida como religioso y apóstol del padre Luis Varetto transcurrió en la parroquia San José, afirmó que "su presencia en este lugar tiene un profundo significado humano y eclesial"; y que "hace bien recordar, sobre todo cuando se trata de hacer memoria de quienes fueron figuras que dejaron una herencia espiritual y supieron vivir abriendo a los demás caminos de alegría y de esperanza". Tras advertir que como las personas, la sociedad y las comunidades pueden perder la memoria", sostuvo que "se corre entonces el peligro de la falta de rumbo y de una crisis de identidad. El padre Luis Varetto, vivió en esta comunidad desde 1946 hasta su muerte, en 1989, y son todavía muchos los que lo recuerdan con admiración y gratitud; a 25 años de su partida, sus restos vuelven a este lugar como un signo que ayudará a todos a recordar; para los padres orionitas será un recuerdo permanente del rumbo iniciado por el santo fundador Don Orione, de quien Varetto fue testigo y discípulo privilegiado".

"Hoy los exhorto a no perder la memoria, para no perder el rumbo. Para toda la feligresía y para esta diócesis será un estímulo en la misión que hemos recibido, de ser testigos del amor de Cristo ante los demás. Desde su gran corazón, Don Orione ofreció su paternidad a un niño afligido por la muerte de su padre. La providencia esperaba ese momento para iniciar en el alma del pequeño Luis un proceso vocacional cuya fecundidad se desplegó en respuesta fiel por el resto de sus días. El niño pobre y desamparado nacido en la región de Venecia, encontró su casa en el corazón de Don Orione y en la familia espiritual por él fundada", destacó monseñor Marino.

Monseñor Marino dijo luego que Varetto llegará a tener en estas tierras y en este barrio una misión que cumplirá con amor y tenaz perseverancia. "Jesús quiere evangelizadores que anuncien la buena noticia no sólo con palabras sino, sobre todo, con una vida que se ha transfigurado en la presencia de Dios. Estas recientes palabras del papa Francisco pueden aplicarse por excelencia a este fiel hijo espiritual de San Luis Orione".

Luego de manifestar que "la presencia de sus restos ayudará a recordar su obra social que, al mismo tiempo, nunca dejó de ser religiosa", el obispo de Mar del Plata sostuvo que "con lúcida intuición pedagógica, promovió el Movimiento Scout como método educativo para los niños y la juventud; también fundó el batallón de exploradores José Manuel Estrada y la Compañía N° 5 de Guías Argentinas. Entre sus iniciativas se ocupó de construir y dirigir el Cine Don Orione y de organizar festivales y obras de teatro. La grandeza de su figura fue también reconocida por la sociedad civil ya que la calle de acceso a Sierra de los Padres lleva su nombre. Su vida nos parece una buena ilustración del programa que el Santo Padre nos traza; evangelizadores con espíritu quiere decir evangelizadores que oran y trabajan".

El intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, remarcó que “el Padre Varetto está ligado al recuerdo y memoria de todos los marplatenses. No solamente fue un cura carpintero, un cura profesor, sino que fue un pionero como al crear Scouts en Mar del Plata. Visualizó el potencial –en su momento- de Sierra de los Padres. Fue una referencia y yo pienso que hoy en el Siglo XXI esto que está ligado a la mejor memoria de los marplatenses, tiene por delante mucho por darnos ante las dudas e incertidumbres en las que vivimos como las adicciones, el desaliento, la necesidad de defender el trabajo y de defender nuestros barrios. El Padre Varetto es una figura emblemática para los marplatenses. Ha hecho mucho por una cultura, por una manera de ser cuidado y respetando la vida, y eso tiene un gran valor”.

En 1949, el Padre Luis Varetto fundó el Batallón de Exploradores José Manuel Estrada, hoy Grupo Scout 303 y en 1966 la Comunidad Guía 136, que lleva su nombre, fue director y constructor de la Colonia que la Obra Don Orione tiene en Bariloche y de la Villa Padre Varetto en Sierra de los Padres, perteneciente a la Asociación Amigos de los Scouts y Guías Don Orione. En reconocimiento a su labor, el Concejo Deliberante de General Pueyrredón en 1994, impuso su nombre al camino de acceso a Sierra de los Padres.

Reseña biográfica del Sacerdote Luis Varetto

El Padre Luis Varetto, nació un 16 de abril de 1908 en Mira, un pueblito de Venecia, Italia. Su padre murió cuando era muy pequeño y por ello fue enviado por su madre junto a sus hermanos a un colegio pupilo de Berna de la Obra Don Orione, donde aprendieron ebanistería y construcciones en madera artística. Fue en este lugar donde Luis conoció a quien sería su gran maestro y guía de sus días, Don Orione, con quien tuvo este diálogo:

DO: "Ven niño, dime cómo te llamas".
V: "Luis, padre".
DO: "Bonito nombre. ¿Y tu papá?
V: "Yo no tengo papá. El ha muerto".
DO: "Y... ¿Qué piensas hacer Luis?
V: "Voy a ser carpintero".
DO: "Igual que San José. Bendito oficio. Voy a proponerte una cosa: de ahora en más yo seré tu papá. ¿Quieres?

Ese fue un trascendental encuentro entre Varetto y Don Orione. De allí en más el amor y la luz del maestro, inculcaron en el niño el ferviente deseo de ingresar a la vida sacerdotal. Fue recibido en la Congregación por Don Sterpi en 1928 en Tortona. Allí fue parte de los “carissimi”, trabajando en la construcción del santuario de la Virgen de la Guardia. Recibió el hábito religioso en Génova, el 19 de marzo de 1931, de manos del fundador. Hizo su noviciado en Villa Moffa de Bra (1934-1935), profesando por primera vez en la fiesta de la Asunción de 1935. El 19 de mayo del año 1936 Varetto llegó a Buenos Aires donde tuvo como destino la casa de Pompeya, donde estudiará y hará su tirocinio. El 16 de febrero del 1943 emitió los Votos Perpetuos, y en esta ciudad, se ordenó sacerdote el 21 de septiembre en 1946. Un mes después fue trasladado a la Parroquia San José en la ciudad de Mar del Plata, donde viviría hasta el final de sus días.

De toda su obra podemos destacar que fue nombrado director de la carpintería de la Escuela de Artes y Oficios Pablo Tavelli en 1950. Fue un gran promotor del movimiento Scout, en la cual veía un método educativo para los niños y la juventud, recibiendo la Medalla al Mérito Scout, de la U.S.C.A (Unión Scout Católicos Argentinos). Fue el fundador del batallón de Exploradores José Manuel Estrada y de la Compañía n° 5 de Guías Argentinas. También se ocupó de construir y dirigir el cine Don Orione, organizar además festivales y obras de teatro. En los años '70, Varetto tomó a cargo la colonia de San Carlos de Bariloche. A partir de entonces, Bariloche pasó a ser su segunda ciudad.

El 17 de diciembre de 1985 pronunció el IVº Voto de fidelidad especial al Papa.

Lamentablemente, luego de dolorosa enfermedad, el Padre Varetto falleció el 28 de junio de 1989 a los 81 años de edad, 53 de profesión religiosa y 42 de sacerdocio, quedando en el recuerdo de todos aquellos que tuvieron la suerte de conocerlo como el querido “pobre viecco”.

Informe: P. Pablo Almada

TOP