fbpx

Para renovar la fe

De Mar del Plata a Luján y Claypole02

La comunidad parroquial de San José, Mar del Plata, realizó el 20 de junio una peregrinación a Luján y a Claypole, para “sentirnos hijos y recibir la caricia de María que alivia”, y “para que nuestro corazón se asemeje cada vez más al de Don Orione, grande para amar y fuerte para luchar".

Los peregrinos partieron de la ciudad balnearia a la medianoche, vísperas del Día de la Bandera, y muy temprano llegaron a la Basílica de Luján, donde participaron de la Santa Misa a los pies de la Virgen.

Desde allí partieron hacia el Pequeño Cottolengo Don Orione, en Claypole, donde compartieron un almuerzo a la canasta, y el Padre Pablo Almada (fdp) celebró la Eucaristía en el Santuario del Corazón de San Luis Orione.

Durante la ceremonia los peregrinos recordaron al P. Oscar Pezzarini, ex párroco de la comunidad de San José, de dado que al día siguiente se cumplían seis meses de su fallecimiento.

Al caer la tarde, la nutrida concurrencia emprendió, con su fe renovada, su regreso a Mar del Plata.

“Esta iniciativa nos sirvió para renovar la alegría de sabernos parte de un sueño. Un sueño de peregrinos que somos en esta vida, con la meta de llegar al Padre, que es la herencia definitiva. Y esta herencia la conquistaremos contagiándonos del carisma que tuvo el gran corazón de nuestro fundador, bajo el cobijo de nuestra Madre que nos abriga, siempre con actitud de caminantes”, declaró emocionado uno de los integrantes del Oratorio de los Veteranos del Pequeño Mundo, que participó con alegría de esta peregrinación.

Informe: Luis Gabriel Lalli

TOP