Así festejó sus 82 años el Cottolengo de Avellaneda

Asi festejo sus 82 anios el Cottolengo de Avellaneda 00

 

(05/07/2017) En un clima amistoso y familiar, la comunidad celebró un nuevo aniversario, con la compañía de empleados, voluntarios, religiosas, residentes, familiares y la presencia de una Reliquia de Don Orione.

Una misa, mucho baile, música, actividades físicas, café y comidas dulces. Todos estos ingredientes formaron parte de la celebración de los 82 años del Cottolengo de Avellaneda, como modo de mostrar el trabajo diario y expresión de todo lo que pueden hacer las 81 mujeres con discapacidad que viven en la institución.

Los festejos iniciaron a las 13, cuando Mons. Rubén Frassia, Obispo de Avellaneda-Lanús, presidió la Santa Misa. En su homilía, destacó “el amor entrañable de Dios que nos pide seguir confiando en él”. “Jamás va a romper el puente de la Misericordia”, expresó el prelado, quien añadió que “nos toca a nosotros en este tiempo y con nuestras luces y sombras, seguir confiando en el amor misericordioso de Dios, porque estamos convencidos, como San Luis Orione, que solo el amor salvará al mundo”.

Finalizada la Eucaristía, lo asistentes pasaron a venerar la Reliquia de la Sangre de Don Orione, recientemente llegada de Italia para quedar definitivamente en el país. Los presentes sintieron la presencia del Santo en este momento tan especial para la congregación.

Más tarde, llegó el turno de las residentes de demostrar todo lo que saben. Un grupo de mujeres realizó una coreografía con la tallerista de danza. En el centro de la escena, una de ellas, en silla de ruedas, comenzó a seguir los movimientos de la profesora, y juntas realizaron una performance tan emocionante como bella. Otro grupo tomó el escenario. Muy cancheras, con camperas negras, y una onda rapera, se movieron al compás de un ritmo moderno. También hubo una puesta en escena siguiendo una melodía con el padre nuestro en un dialecto africano, y el gran final, en el que se bailó tango.

Pero danza aparte, las residentes también transpiraron la camiseta demostrando su destreza y resistencia. Los profesores de educación física prepararon un circuito donde las mujeres realizaron distintas actividades: esquivar conos y encestar una pelota de básquet, saltar obstáculos y hacer un recorrido aeróbico. Mujeres en sillas de ruedas también participaron de la exhibición e hicieron un tramo en zig zag evadiendo los escollos. Estas actividades que se realizan periódicamente en el Cottolengo, además de ayudar mantener un estado físico, colaboran con el desarrollo de habilidades motoras y la coordinación.

Después de tanto potrerear, llegó el momento de un merecido descanso. El infaltable cafecito de Don Orione se hizo presente, junto a deliciosos refrigerios como scones, tarta de manzana, alfajorcitos. ¡Todo hecho por las residentes en los talleres de cocina! También se exhibieron hermosas artesanías en porcelana y otros materiales, realizados por las mujeres del Cottolengo, que coronaron la finalización de un festejo memorable.

INFO: hermanasdedonorione.org.ar

 

Asi festejo sus 82 anios el Cottolengo de Avellaneda 00

TOP