Convivir con nuestros residentes en una vida alegre de servicio

Convivir con nuestros residentes en una vida alegre de servicio

 

(16/02/2018) Durante este mes tuvimos el regalo de poder compartir nuestra vida de servicio con jóvenes de distintas comunidades de la Obra. Jóvenes con culturas diferentes, con experiencias de servicio diferentes, pero que han logrado unificar todas sus energías para compartir y vivir “desde adentro” sus vidas con las de nuestros residentes.

Cada mañana, desde el corazón de Don Orione, (centro desde donde solo comprenderemos su vida carismática) salían al encuentro de “los tesoros” como los llamaba Don Orione.

Luego, en distintas tareas (limpieza, orden, paseos, etc..) se entregaron al servicio sin perder de vista el objetivo de esta experiencia “Ver y sentir a Cristo en el hombre”.

A través de momentos formativos, momentos de oración, participando diariamente de la celebración eucarística, donde resonó desde el comienzo el deseo de nuestro fundador “Debemos darles a Jesús todos los días a nuestros residentes”.

Por medio de esta experiencia comprendí nuevamente que acompañar a los jóvenes es cuidar sus valores, acompañar a los jóvenes es apoyarlos, acompañar a los jóvenes es ayudarlos a que formen su identidad a partir de las relaciones. Y ¡Qué relación mas profunda es convivir con nuestros residentes en una vida alegre de servicio!.

Prediquemos con el buen ejemplo para que adquieran los valores orionitas para la vida.

María Madre de la juventud los guíe cada día.

Gracias por este servicio.

Viviana Lourdes Pous (abajo a la derecha en la foto)
Coordinadora de Voluntarios
Pequeño Cottolengo Don Orione - Claypole

TOP