"Celebramos que Dios es fiel"

2019 votos INTERIOR

(11.2.2019) Cada 11 de febrero, los religiosos orionitas renuevan su consagración en pobreza, obediencia, castidad y especial fidelidad al Papa. Esa tradición fue iniciada por el propio San Luis Orione, que dedicó a Nuestra Señora de Lourdes los primeros votos de sus novicios de Argentina.
En esta ocasión fueron los hermanos Cristian Giménez y Humberto Ruiz Díaz Riveros quienes renovaron sus votos por un año y continuarán su experiencia de tirocinio en General Lagos (Santa Fe) y Ñeembucú (Paraguay), respectivamente. La misa fue presidida por monseñor José María Arancedo, obispo emérito de Santa Fe y ex presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, quien invitó a todos los presentes a "celebrar con alegría porque Dios es fiel". En la homilía, el obispo enfatizó que "servir a Dios nos exige la misma actitud de docilidad y disponibilidad de María, y en estos tiempos que es tan difícil hablar de pobreza, obediencia y castidad, somos llamados a vivir una libertad plena sabiendo que el Señor 'no abandona la obra de sus manos'".
Por último reflexionó sobre cada uno de los votos y alentó "que el día de hoy sea de mucha alegría", porque "no puede haber vida religiosa que no contagie la alegría de vivir la vocación recibida".

Jubileos de vida religiosa

También fue un día de festejo especial para varios sacerdotes orionitas. Entre ellos, los padres Eldo Musso, Omar Cadenini y Porfirio Ramírez, que celebraron 25 años de sacerdocio pero no estuvieron presentes por sus ocupaciones. El P. Omar Santurio, que cumplió 50 años de su primera profesión religiosa, también se sumó a los festejos desde su comunidad de Uruguay. Todos ellos fueron saludados por el Superior Provincial, P. Gustavo Aime, quien también celebró 25 años de su primera profesión y agradeció especialmente a todas las personas que rezan por su vocación y la de todos los Hijos de la Divina Providencia, al tiempo que animó a seguir orando por las vocaciones.

El P. Roberto Simionato cumplió 50 años de vida sacerdotal

Entre los celebrantes estaba también el P. Roberto Simionato, el sexto sucedor de Don Orione como Superior General de la congregación de los Hijos de la Divina Providencia, durante 12 años, entre los años 1992 y 2004. Con 76 años de edad celebró sus bodas de oro como ministro del altar tras ser ordenado sacerdote en Mar del Plata, el 29 de noviembre de 1969.
A su turno, recordó una frase que le dijo el P. Tomás durante su tirocinio en Chile. "Hoy también la comparto, para que acompañe a Cristian y Humberto: 'tengo 76 años y el Señor nunca me falló'", concluyó.

 

 

TOP