El Encuentro de la Pastoral de Adicciones trajo novedades

2019 3poa interior

(31.5.2019) La casa Santa Isabel de Hungría, ubicada entre la capital de Córdoba y la localidad de Alta Gracia, fue el lugar donde se realizó el tercer Encuentro de la Pastoral Orionita de Adicciones los días 25 y 26 de mayo.

Participaron un total de 55 personas, entre quienes había representantes de las comunidades orionitas de Argentina que ya vienen realizando algún tipo de acción frente a los consumos problemáticos con la mirada de Don Orione y con el método paterno-cristiano. Pero también hubo representantes de comunidades con inquietudes buscando formación y comunión.

Además, llegaron los primeros invitados especiales. Entre ellos, Flavio Ferreyra, quien se sumó para compartir su experiencia en la Casa de Acolhida “Rainha da Paz”: una comunidad terapéutica que recibe a hombres en situación de dependencia química en el ámbito de la Parroquia Nuestra Seora de Achiropita (San Pablo, Brasil), perteneciente a la provincia religiosa Brasil Sur de la Obra Don Orione.

El centro Kitral-hue de Los Ángeles (Chile) y el Proyecto Gurisaes (Uruguay) también estaban invitados, aunque no pudieron participar esta vez.

"Arte y parte de lo nuevo"

La primera parte del encuentro fue animada por el P. Gustavo Rofi, que de una manera descontracturada invitó a los presentes a poner la mirada en las realidades que cada comunidad enfrenta desde la experiencia de San Pablo porque, a diferencia de Jesús que presentaba la Buena Noticia con imágenes rurales, el Apóstol fue enviado para anunciar a los pobres y los esclavos que vivían en las ciudades. "Es necesario desclasarse -como el Jesús de Filipenses 2- y dejar de ser turistas de la pobreza para ser arte y parte de lo nuevo", exhortó.

A continuación, la Superiora Provincial de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad de Chile, Hna. María Jesús Nieva, también se hizo presente y invitó a reflexionar sobre “Don Orione: un corazón sin límites para las periferias de hoy”. Para eso tomó como eje las actitudes que el Papa Francisco indicó en su encíclica "La alegría del Evangelio": primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar. "El Fundador tenía bien claro que no se puede obligar a nadie a profesar la fe, también sabía que el ejemplo de caridad que se veía en el Cottolengo era el testimonio más fuerte de la presencia de Dios", dijo la Hna. María Jesús.

El Superior Provincial, P. Gustavo Aime, apuntó al llamado que cada uno recibe para servir a Dios y cuán necesario es alimentar la vida interior para no caer en un accionar desprovisto de profundidad. "La evangelización tiene mucho de largas esperas con aguante apostólico, respetando los procesos y dejando de lado la ansiedad para permanecer con los que quedaron al costado del camino de la vida", dijo en uno de sus pasajes.

Una propuesta orionita para la región latinoamericana

Por la tarde, luego del trabajo por grupos, el Equipo Animador de la Pastoral Orionita de Adicciones presentó el documento "¿No ardía acaso nuestro corazón mientras caminaba con nosotros?", como una invitación a la reflexión y el reconocimiento de los signos de la Divina Providencia en América Latina.

En ese contexto, al constatar que existen expresiones diversas y dispersas de abordaje de la temática desde el carisma orionita, se preguntan: "podríamos pensar en ir generando alguna instancia de organización pastoral transversal a las provincias religiosas de América Latina?". Esto eso, "una mirada que aúne y acompañe todas las expresiones de organización pastoral que broten en el territorio". Todos los presentes levantaron su mano de manera unánime para dar un voto afirmativo, por lo que será presentado al Consejo Provincial oportunamente.

 

Descargar la "Invitación a la reflexión y el reconocimiento de signos de la Divina Providencia en América Latina. Vamos hacia las Nuevas Fronteras de la Caridad."

TOP