La solidaridad hace escuela en Lugano

 La solidaridad hace escuela en Lugano 00

 

Por Prof. Gustavo López, Jefe General de Enseñanzas Prácticas del Instituto Don Orione, Villa Lugano, CABA.

(09/09/2019) Los alumnos del último año de la carrera Industrial del Colegio Don Orione del barrio de Villa Lugano, de la Ciudad de Buenos Aires, cursan con un plan de estudios que les exige certificar cierta cantidad de horas de práctica profesionalizante para obtener su título de técnicos mecánicos. Atendiendo esta condición a cumplir para culminar los estudios secundarios, desde el cuerpo docente sostienen que, si bien esa carga horaria podría aplicarse a través de un convenio con alguna empresa o en algún área interna del colegio, se tomó la decisión que se cumplan en el terreno solidario, que es el plus de formación en valores orionitas que plantea el colegio a sus alumnos.
“Nuestra idea como comunidad es la de poner en valor el capital humano en cuanto a la formación y el conocimiento, al servicio de las hermanas y hermanos que necesitan una ayuda”, señala el Coordinador de Prácticas Profesionales de la institución, Fabián Ingrao.

 

Manos y corazones a la obra

Inicialmente todo surgió gracias a la Divina Providencia. Debido a las dificultades económicas del Pequeño Cottolengo, el colegio empezó con la construcción de pedanas para sillas de rueda y reparación de las mismas, que son los elementos donde se apoyan los pies. Todo fue muy motivador desde un comienzo y el empuje del trabajo solidario y el compromiso de docentes y alumnos hizo que la experiencia inicial creciera.
Así, en la actualidad se amplió la cantidad de elementos que se reparan y construyen, sumándose al proyecto andadores, trípodes, bastones, hasta llegar al desarrollo tecnológico de nuevos controladores de comando para sillas de ruedas motorizadas, de menores dimensiones y a bajísimo costo.
“Nuestra comunidad está inserta en una zona donde coexisten cinco barrios de emergencia. La población no es ajena a esa realidad. Esto obliga a redoblar esfuerzos en la tarea educativa y comunitaria. Podemos decir que vamos cumpliendo el camino marcado por nuestro Santo Fundador Don Luis Orione: ‘Hacer buenos a los jóvenes y transformarlos en mensajeros de fe, bondad, de progreso moral y civil para la sociedad’”, destaca el Jefe de Laboratorios Marcelo Gulli, quien aprovecha para agradecer a todo el equipo de trabajo de la Casa Orionita de Lugano: Alejandro Ríos, Mario Longo, Alan Suarez, Franco Marques y Manuel Enriquez. A ellos se suma el grupo de ex alumnos y grupo de jóvenes de la parroquia San José Beneito Cottolengo: Enzo, Nano, Matías, Juan, Marcos, Nahuel, quienes donan siempre su conocimiento y alguna hora mensual para el proyecto. Sin olvidar el aporte de Claudio Pietrantuono (el Tano), que con un gesto importante de pertenencia nos facilita generosamente algunos materiales para confeccionar los elementos de ortopedia.

 

La solidaridad hace escuela en Lugano 00

 

Abre las puertas y entra a mi hogar

Atendiendo a la realidad del barrio, la comunidad Orionita de la parroquia San José Benito Cottolengo de Villa Lugano abrió el Centro Barrial Don Orione Hogar de Cristo, que en conjunto con las parroquias Nuestra Señora del Carmen y Nuestra Señora del Milagro del Rosario, asisten a jóvenes con adicciones, que viven en situación de calle o provienen de los hogares más vulnerables de las villas de emergencia de la zona.
Desde el Centro Barrial se intenta mejorar su realidad; se les brinda el espacio y el corazón generosamente atento, junto con atención médica, contención psicológica y talleres de formación en oficios. La obra funciona gracias al apoyo de voluntarios laicos de las parroquias y un grupo de docentes del Instituto Don Orione, que ofrecen el tiempo solidario y su saber para brindarles herramientas prácticas que les permitan consolidar un proyecto de vida.
El desafío y la tarea son enormes y muchas veces se siente que sobrepasa las fuerzas y recursos disponibles, pero la Familia Orioinita de Villa Lugano, y en particular su comunidad educativa, está empeñada en hacer escuela de la solidaridad.

 

Si querés sumarte a algunos de los proyectos solidarios de la Comunidad Orionita de Villa Lugano podés comunicarte a: solidarioslugano@gmail.com

TOP