Celebrando Misa en el las calles

Celebrando Misa en el las calles

 

(28/10/2019) La Parroquia San Juan Evangelista se propuso llevar la Iglesia a todos los rincones del barrio. Una de las acciones es celebrar la Santa Misa una vez por semana en espacios públicos.

“Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la Creación” (Mc. 16, 15)

“Una Iglesia que no se levanta, que no está en camino, se enferma”. (Papa Francisco)

 

Con la llegada a nuestra Parroquia, San Juan Evangelista , de Rosario, del Padre Abel Velasco, una nueva corriente de vida se generó en la misma.

Una de las inquietudes del Padre, y que supo transmitir a la Comunidad, es la de llevar la Iglesia a todos los rincones del barrio.

En consonancia con ella, propuso celebrar la Santa Misa, una vez por semana, los días viernes , y siempre y cuando el tiempo lo permita, en espacios públicos.

Se eligieron dos puntos muy significativos para los parroquianos.

Uno de ellos, una pequeña placita enclavada en la intersección de las calles Vélez Sársfield y Monteagudo, que fue, hace muchos años, un oratorio consagrado a la Santísima Virgen, en la advocación de Ntra. Sra. De las Flores.

Por su ubicación, permite a mucha gente, a la que se le dificulta acercarse a la Parroquia, asistir a la celebración.

Es una zona de mucho tránsito vehicular, y muchas veces comprobamos cómo la gente que transita en autos particulares, o transporte público, mira con asombro a ese grupo de personas que se reúne en torno a un altar improvisado y muy chiquito, pero que canta y reza con alegría, porque allí se hace presente el Señor.

El otro lugar, a orillas del río Paraná, sobre la costanera, es un marco inigualable para hacer presente al Dios Vivo, ya que el autor de esa belleza natural, es el mismo Dios.

Allí nos concentramos en torno a la figura de nuestra Madre, la Virgen de Fátima, que desde ese lugar, derrama sus bendiciones a los hijos que se acercan a Ella para saludarla.

Es un paseo muy concurrido por caminantes, ciclistas, deportistas y familias que buscan un rato de esparcimiento después de las tareas diarias.

También allí comprobamos que muchos nos miran con asombro, otros se persignan al pasar frente a la Santísima Virgen o el altar y, en alguna oportunidad, algunos se animaron a acercarse y participar de la Santa Misa.

En estos tiempos tan difíciles, en que todo parece oscuro y peligroso, este grupo de fieles, junto a su Pastor, se animan a dar testimonio de su Fe en Jesucristo, haciéndose carne de sus palabras: “ Porque dónde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, Yo estoy presente en medio de ellos” (Mt. 18, 20).

Somos simples sembradores que tratamos de esparcir la semilla de la Fe, la Buena Noticia, fuera del ámbito confortable y seguro que nos ofrece el Templo; de los frutos de esas semillas, se encargará el Dueño del Campo.

 

INFO: Lidia Maritano - comunidad de la parroquia San Juan Evangelista (Rosario)

Celebrando Misa en el las calles

TOP