fbpx

Bendición de la piedra fundamental del Instituto Don Orione en Chaco

 

(22/10/2020) Hace ochenta años, un 22 de octubre de 1940, se bendijo la piedra fundamental del “Hogar Escuela Don Orione”. Una piedra que quería ser semilla de caridad y educación.

Tras más de nueve años de trabajo apostólico en Presidencia Roque Sáenz Peña, los Hijos de Don Orione daban el primer paso en la concreción de un sueño: una escuela.

Al cumplirse 80 años, queremos hacer memoria agradecida y recordar-recordis, “volver a pasar por el corazón”-los hechos y los sueños que dieron comienzo a nuestro querido colegio.

Los Hijos de Don Orione en Sáenz Peña

A fines de febrero de 1937, el P. Enrique Contardi, misionero italiano, llegaba a Presidencia Roque Sáenz Peña. Luego de quince años de trabajo en Buenos Aires, se trasladaba a un joven pueblo ubicado en el entonces Territorio Nacional del Chaco.

El 1° de marzo de 1937, el P. Contardi asumía como primer párroco de la recientemente creada parroquia de Presidencia de Roque Sáenz Peña. Una nueva jurisdicción eclesial donde estaba todo por hacer, con una feligresía dispersa en lugares de difícil acceso. En una misiva, escribía: “entre las colonias de esta parroquia tan grande, tengo una de aborígenes y una que se llama la Pampa del Infierno”.

Unos meses después, los días 25 y 26 de junio, Don Orione visitó Sáenz Peña para conocer la nueva tierra de misión que la Divina Providencia estaba gestando entre polvareda, viento norte y pobreza. En septiembre de ese mismo año, llegaba el P. Pedro Tessari, en el mismo tren, junto con las primeras Hermanas de la Misericordia.

 

 

 

Un terreno en el Ensanche Sur

A menos de un año en Sáenz Peña, el P. Contardi buscó un lugar para abrir una capilla en el pueblo. Así le escribía a Mons. De Carlo, entonces obispo auxiliar de Santa Fe y Vicario Apostólico del Chaco:

Hacía tiempo que buscamos un lugar en el Ensanche Sur para abrir un Centro Catequístico y una Capilla y por fin el Dr. Taboada gentilmente nos ofreció su quinta y casa. Si V.E. lo permite, el domingo daremos también una misa a aquella numerosa población que por la dificultar de cruzar las líneas férreas no puede concurrir aquí (...) Pensamos llamarla así: Capilla Nuestra Señora de Itatí.

Pero este primer entusiasmo pronto decayó: “La imprevista noticia de que la finca iba a ser vendida hizo peligrar este pequeño brote de devoción”. Esto hizo necesario buscar una nueva propiedad. Tras distintas tratativas, el P. José Zanocchi, superior de los orionitas en Argentina, escribía a Don Orione: “Hemos comprado ese terreno en Roque Sáenz Peña en el Chaco” A fines de diciembre de 1938, Don Orione escribía al P. Contardi: “Estoy contento que hayan puesto un pie en la tierra del Chaco, sobre terreno nuestro, y del trabajo que hacen y que quieren desarrollar con la ayuda del Señor”.
Estos fueron los comienzos de la parroquia N.S. de Itatí y del Instituto Don Orione.

 

 

 

Un nuevo colegio

El fervor apostólico y las necesidades de entonces hicieron que los religiosos orionitas comenzarán a gestar un establecimiento educativo.

Para ir al encuentro de la necesidades religiosas y morales del nuevo y populoso suburbio, se resolvió construir ahí un colegio para internos y externos, disponiéndose abrir sus puertas también a los alumnos no católicos (protestantes, ortodoxos y hebreos, abundantes en el Chaco) con tal de respetar el reglamento interno de la escuela.

Comenta el P. Fernando Fornerod: “La apertura del «Colegio Hogar Don Orione» se inscribió en los motivos generales de la presencia de su congregación religiosa en el lugar, y en la importancia que el mismo fundador acuerda a la educación como factor de elevación social y cultural del pueblo”.

Bendición de la Piedra Fundamental

El 22 de octubre de 1940 fue la fecha elegida para la bendición de la piedra fundamental del Colegio Hogar Don Orione.
La ceremonia estuvo presidida por Mons. José Fietta, Nuncio Apostólico, quien había viajado al Chaco para la asunción de Mons. De Carlo como primer obispo de Resistencia unos días antes. Narra el P. Dutto: “La presencia del Nuncio fue saludada con satisfacción general, tanto más grande cuanto inesperada, y como seguro y feliz auspicio para el buen éxito de la naciente obra”.

El Hogar Escuela Don Orione

Tras la bendición de la piedra fundamental, hubo que esperar hasta 1943 para comenzar las obras. Unos años después, un 12 de marzo de 1946 abría sus puertas la nueva escuela primaria para los hijos del pueblo.
Este fue el inicio de nuestra querida escuela, que el año próximo, 2021, celebrará 75 años de caridad, educación y amor a la juventud.
En una hectárea de tierra ubicada en el Ensanche Sur, los hijos de Don Orione sembraron un pequeño colegio primario que devino en hogar y familia para muchas generaciones.
Con los años, la pequeña semilla de caridad y educación fue creciendo y extendiéndose a otros niveles; como el secundario creado en el año 1959, el nivel inicial en el año 1965, el nivel superior en 1969 y la escuela especial en año 1990.

“Yo planté y Apolo regó, pero el que ha hecho crecer es Dios” (1 Cor 3,6)

Biografía consultada
Boletín Pequeña Obra de la Divina Providencia
Dutto, J., Padre José Zanocchi, Victoria, Escuela de Artes y Oficios “San José”, 1968.
Fornerod, F., Beck, H. Piccoli, M., Quitando fronteras: apuntes para una historia de la presencia de Don Orione y de sus primeros misioneros en Presidencia Roque Sáenz Peña, durante 1939-1946, Resistencia, Librería de la Paz, 2012.
Siwak, P. La evangelización de Sáenz Peña. Cincuenta años de la parroquia San Roque, Buenos Aires, Pequeña Obra de la Divina Providencia, 1987.

 

TOP