fbpx

En cada casa un Oratorio Festivo

En cada casa un Oratorio Festivo

El festejo del Día del Niño sigue siendo un momento importante en las comunidades orionitas. La alegría de los pequeños nos recuerda que la Pequeña Obra de la Divina Providencia nació junto con ellos.

 

En una carta fechada en Buenos Aires el 3 de julio de 1936, Don Orione recordaba a sus religiosos:

"La Pequeña Obra nuestra ha nacido de un Oratorio Festivo: un Oratorio de jovencitos ha sido la Piedra Fundamental de nuestra Institución. [...] Todos los jóvenes, también los más abandonados y miserables, deben sentir que el Oratorio Festivo es para ellos la Casa paterna, el refugio, el arca de salvación, el medio seguro para hacernos mejores [...] Que no haya, entonces, ninguna Casa de la Divina Providencia sin su Oratorio Festivo."

Cada fin de semana, en nuestras comunidades se hace realidad aquel pedido de Don Orione, cuando un enjambre de ruidos y risas llena de vida cada espacio de las parroquias, las capillas y las escuelas orionitas. ¡Y particularmente sucede durante el mes de agosto, cuando se festeja el Día del Niño!

Los invitamos a compartir un pequeño mosaico de imágenes que nos traen el espíritu de esos festejos, preparados con tanto esmero y esfuerzo como amor por los niños de nuestras comunidades. Ellos nos recuerdan, con sus miradas agradecidas, que cada Día del Niño también celebramos el nacimiento de la Obra Don Orione.

 

TOP