fbpx

Un club que amplifica la voz de los jóvenes

Un club que amplifica la voz de los jovenes

 

El día 13 de septiembre se realizó el evento final del Primer Club TED-Ed IDO 2022 organizado por los alumnos de 6° año de la orientación Comunicación del Instituto Don Orione de la ciudad de Córdoba.

Por Carlos Gómez, representante legal del IDO

 

Este año, el Instituto Don Orione (IDO) de Córdoba se sumó a la iniciativa Clubes TED-Ed, la división educativa de la organización TED, muy conocida por sus charlas de difusión de ideas vanguardistas y tendencias innovadoras.

La actividad tuvo como propósito el fortalecimiento de la expresión oral en el marco de una propuesta pedagógica innovadora que busca darle espacio a las ideas y planteos de las nuevas generaciones.

Desde el IDO, el proyecto estuvo a cargo de las docentes Eliana Spósito y Eliana Schargorodsky, responsables de las asignaturas Formación para la Vida y el Trabajo, Producción en Lenguajes y Emprendimientos en Medios.

Los Clubes TED-Ed se plantean el desafío de transformar, aunque sea por un rato, el proceso enseñanza-aprendizaje y todo lo que ello implica. Cambiar los espacios físicos, los olores, los sabores, las consignas, los vínculos, pero, sobre todo, cambiar el sujeto que tiene la palabra. Darle voz a quienes el sistema les delega muchas veces un rol más pasivo: los estudiantes. Empoderarlos, darles la oportunidad de tener el espacio necesario para que su voz se escuche, para conocer sus pasiones, inquietudes, preocupaciones. Es posibilitar que tomen las riendas y difundan las propuestas de esta nueva generación, según TED, nuevos pares de lentes para ver el mundo.

 

Desde el lenguaje a las nuevas ideas

Por el Instituto Don Orione participaron 32 alumnos que a lo largo de 12 encuentros fueron explorando sus intereses personales y desarrollando estrategias de comunicación motivadoras. Finalmente, una docena de ellos se animaron a contar sus propuestas frente al público en el evento final.

Días después, en la instancia de autoevaluación, reconocieron cómo este proceso los ayudó a animarse a expresar sus ideas, a hablar en público, a motivar y a adquirir seguridad y confianza.

Las docentes que los acompañaron se mostraron muy contentas con lo realizado. Según lo expresado por la profesora Schargorodsky, "este proyecto nace como una inquietud de las cátedras por incentivar la expresión oral a través de un formato innovador que permite la resignificación de los roles, del aula y de la escuela para todos los actores que participan". En ese sentido expresó su satisfacción por los logros: “El resultado excede lo que esperábamos. Todos salimos transformados después de este proceso. Ha sido muy gratificante ver el crecimiento que han tenido los chicos, los obstáculos que han ido superando, cómo lograron romper ciertas estructuras y abrirse a posibilidades más allá de las respuestas más superficiales”.

Sin dudas, este fue el primer paso. El camino está por delante.

TOP