fbpx

Uniendo la naturaleza y la tecnología desde la escuela

Uniendo la naturaleza y la tecnología desde la escuela

 

El cuidado de la vida y el servicio a la comunidad marcan el rumbo del Instituto Don Orione de Villa Lugano, haciendo que el aprendizaje de diferentes tecnologías adquiera un nuevo sentido.

 

La comunidad educativa orionita de Villa Lugano (CABA) sigue adelante con su proyecto "Producción por hidroponía" para la producción controlada y automatizada en huertas, que ya va por su tercer año de desarrrollo.

Se trata de un proyecto interdisciplinario que pone en valor el fruto del esfuerzo compartido: alumnos y docentes le dan forma a una idea que nació de algo tan pequeño como una semilla. "Nos propusimos transmitir el valor del aprendizaje y generar conocimiento en un momento que nos da la gran posibilidad de avanzar en el camino de la solidaridad. Avanzamos con la idea de hacer un aporte para cuidar el planeta, interactuando con la naturaleza y generando una producción controlada. En fin, se trata de defender la vida", comenta el Prof. Gustavo López, rector del Nivel Medio del Instituto Don Orione de Villa Lugano.

 

Uniendo la naturaleza y la tecnología desde la escuela

 

La tecnología se hace servicio

Gracias a la tecnología y las nuevas lógicas de producción controlada y automatizada, alumnos y docentes diseñaron, proyectaron y fabricaron ‒en su totalidad‒ módulos automatizados y transportables que controlan la producción de verduras al alcance de todos.

El proyecto "Producción por hidroponía" ya desarrolló un módulo prototipo que funciona en la escuela. Este año, docentes y alumnos de Práctica Profesional encararon una etapa de mejoras en el módulo, pensando en la posibilidad de fabricar nuevas unidades para donarlas.

Así, perfeccionaron la movilidad del equipo buscando una mayor facilidad en el traslado y agregaron un pequeño techo rebatible para que se pueda colocar tanto al aire libre como en galerías o pasillos sin que afecte la circulación de personas.

En paralelo, se estuvo trabajando en relación con las propiedades del agua y los nutrientes que se colocan. También se hicieron pruebas para mejorar los depósitos de los plantines.

Actualmente, el proyecto ya está maduro para replicarse. El prototipo se hizo "a pulmón" con recursos de la escuela y elementos de descarte que se reciclaron. Pero para multiplicar la "Producción por hidroponía" se necesita una ayuda en los materiales: aunque no se requieren muchos recursos, fabricar un módulo tiene un costo de $ 150.000, aproximadamente (ver "Lista de materiales...").

"Desde la escuela podemos hacer un módulo como práctica, pero nuestro sueño es donar estos equipos a cottolengos, Hogares de Cristo e instituciones como un Centro Barrial o residencias para adultos. Esto potenciará el trabajo en valores con nuestros alumnos, colaborando a su vez con la tarea que se lleva adelante en esos lugares", expresa el Prof. López.

 

Listado de materiales prioritarios para un módulo de hidroponía

1 temporizador Interelec programable (horas y minutos) para 220 VCA.
1 térmica monofásica de 10 amperes.
1 bomba de desagote de lavarropas tradicional.
3 tiras de 6 metros cada una, caño cuadrado de 20 x 1,2 espesor pared.
2 caños de PVC de 4” de diámetro (blancos).
1 tira de caño para agua, plástico, bicapa de ½” por 6 metros de largo.
5 metros de manguera transparente de 20 milímetros de diámetro.

 

Si querés saber más del "Proyecto Producción por Hidroponía" o conocer cómo colaborar: orioneluganome@gmail.com

 

Uniendo la naturaleza y la tecnología desde la escuela

TOP