fbpx

"Todo es grande cuando es grande el corazón que lo da"

todo es grande cuando es grande el corazón que lo da

 

El Centro de Donaciones necesita más que nunca recibir donaciones para seguir siendo una fuente de recursos que ayude a sostener al Pequeño Cottolengo.

 

En el barrio porteño de Pompeya funciona hace más de 50 años el Centro de Donaciones Don Orione. Allí recibimos el fruto de la generosidad de personas, instituciones y empresas que son nuestra Providencia de cada día.

Pese a su larga historia, no muchos saben que el nacimiento del Centro de Donaciones está muy emparentado con el nacimiento del Pequeño Cottolengo. En el lejano año de 1935, el mismo Don Orione ‒que estaba en nuestro país por segunda vez‒ deseaba con todo su espíritu plasmar el sueño de un lugar para cobijar a las personas más desamparadas de su tiempo.

Su fervor y su empeño movilizó a la sociedad de la época que generosamente colaboró con la naciente institución donando dinero, muebles, alimentos, ropa, materiales. Entonces, Don Orione entendió que precisaba un camión para “recoger cosas”, es decir, ir a buscar donaciones –“la providencia” en lenguaje orionita– y llevarlas al “depósito”, hoy, Centro de Donaciones, cuya primera sede estuvo en Lanús y pocos años después se trasladaría a su actual ubicación en Pompeya, Ciudad de Buenos Aires.

Desde entonces, el Centro de Donaciones quedó ligado al Pequeño Cottolengo y a una figura tan emblemática como querible: la del "camión de la caridad", que con los años pasó a ser conocido como "el camioncito de Don Orione". Claro que ya no era uno solo, ni tampoco eran tan pequeños como su antecesor. Aunque sí mantuvieron el espíritu de convertir la generosidad de las personas en colaboración para el Pequeño Cottolengo.

 

todo es grande cuando es grande el corazón que lo da

 

Nuevos tiempos

Hoy el Centro de Donaciones vuelve a necesitar que las donaciones llenen sus instalaciones para seguir siendo una fuente de recursos que sumen en el sostenimiento del Pequeño Cottolengo.

En Pompeya, cada día ponemos en funcionamiento la “Ruta de la Providencia”. Un camino que nace cuando alguien decide donarnos sus objetos en desuso. Un camino que termina cuando esos objetos son comprados por otras personas en nuestro salón de ventas.

Entre las dos puntas de ese camino, un grupo de personas cumplen diferentes tareas para que esa generosidad se haga ayuda concreta para nuestros hermanos.

 

¿Qué donaciones necesitamos?

- Muebles, colchones, instalaciones comerciales y de oficinas.
- Electrodomésticos, objetos de arte y decorativos, y bazar.
- Ropa en buen estado.

En todos los casos, sólo pedimos que se tenga en cuenta:
- Si es ropa, que esté limpia y sin roturas.
- Si son muebles, electrodomésticos u otros objetos, que funcionen o que puedan ser reparados.
- Si son papeles o cartones, que no estén mojados o húmedos.

 

Y también es muy IMPORTANTE que todas las personas que quieran donar a Don Orione tengan en cuenta que NUNCA pasamos a retirar una donación sin antes comunicarnos telefónicamente para concertar un día y hora de retiro. Además, el personal que visita a los donantes deja la documentación oficial correspondiente a cada donación.

El Centro de Donaciones es el reflejo del espíritu que animó el compromiso evangélico y social de san Luis Orione, quien dedicó su vida entera a amar
y servir al Señor en los más humildes, en los más pobres y desposeídos, agradecido de quienes lo ayudaban ‒y ayudan‒ en su misión, sin mirar más que el dar con sinceridad y amor porque "todo es grande cuando es grande el corazón que lo da".

 

Para donar a Don Orione:
- Llamar al (011) 7078-0676 opción 1
- Horarios de atención de lunes a viernes de 9 a 16 hs y sábados de 9 a 13 hs.
- Enviar un correo electrónico a: info@donorione.org.ar

 

todo es grande cuando es grande el corazón que lo da

TOP