fbpx

En Barranqueras también recibimos la vida como viene

En Barranqueras tambien recibimos la vida como viene

 

El segundo Hogar de Cristo de la Obra Don Orione acaba de cumplir un año. Pero su tarea arrancó mucho antes, cuando la comunidad de la parroquia Inmaculada Concepción respondió al llamado de jóvenes y sus familias, atrapados en el consumo problemático de sustancias.

Por Graciela Sosa, coordinadora de la Pastoral Orionita de Adicciones (POA) de Barranqueras, Chaco

 

Visitando a las familias que acompañábamos desde Caritas, nos topamos cara a cara con la dolorosa realidad de padres angustiados por no poder ayudar a sus hijos, víctimas del flagelo social de las drogas. Ese dolor nos interpeló como orionitas: ¿qué podíamos hacer para acompañarlos?

El 27 de agosto de 2015 nos animamos y arrancamos con el Grupo de Escucha y Acompañamiento Santa Mónica. Una vez por semana nos reuníamos en la parroquia con padres y madres. Luego de unos meses ampliamos las reuniones con escucha y acompañamiento a las personas con problemas de consumo.

Así continuamos hasta 2019: el Jueves Santo de ese año iniciamos la Pastoral
Orionita de Adicciones (POA), atendiendo en la escucha y acompañamiento dos veces por semana a pibas/es con problemas de consumo y sus familias. Y el 2 de agosto de 2021 inauguramos el Hogar de Cristo Don Orione, un espacio de atención integral, abierto de lunes a viernes de 9 a 17 horas. Allí recibimos "la vida como viene", brindando escucha y contención a todos los que tienen un dolor, sin preguntar nada más.

 

En Barranqueras tambien recibimos la vida como viene

 

Escuchar, estar, cuidar

Un año después, al Hogar de Cristo Don Orione de Barranqueras llegan unas 40 personas, a las que recibimos como nos enseñó Don Orione: ofreciéndoles un plato de comida y acompañándolas en su camino hacia una vida digna.

Para esta tarea contamos con un equipo de psicólogos, trabajadores sociales, talleristas, operadores, cocineros, administrativos y el apoyo de la comunidad religiosa y muchos voluntarios que se unieron al equipo para ayudar, con su tiempo o su ayuda económica.

El camino que emprendimos no puede transitarse en soledad. Por ello, participamos en las actividades de la Pastoral de Adicciones de la Arquidiócesis de Resistencia y también de la Regional NEA de los Hogares de Cristo. Como parte de la misma, nos preparamos para recibir en octubre a la Peregrinación Nacional de los Hogares de Cristo, con la visita de la Virgen de Luján. Ese mismo mes también seremos sede del Encuentro Nacional de la Pastoral Orionita de Adicciones.

Con el mismo espíritu, articulamos en red para poder dar respuestas efectivas a los distintos desafíos que a diario se nos presentan: es así que nos comunicamos con centros de salud mental, hospitales, juzgados, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia y otros Hogares de Cristo y centros de atención ‒religiosos y laicos‒ de ayuda en adicciones.

En todo este caminar, buena parte de los logros que consiguen las personas que llegan al Hogar se debe a los talleres terapéuticos que funcionan a cargo de profesionales. Para su funcionamiento resulta indispensable contar con la Providencia de nuestros amigos y colaboradores.

- Taller de música: se necesitan más instrumentos, un equipo de sonido, con micrófono incluido para poder realizar los momentos en comunidad.
- Espiritualidad: precisamos más biblias.
- Artesanías: diversos materiales para hacer rosarios, pulseras, collares, tobilleras, planteros.
- Costura: máquinas de coser, telas, hilos, tijeras, agujas.
- Huerta: media sombra, semillas, regadores, palas, azadas, machetes.
- Pintura y refacción: cemento, arena, cal, enduído, pinturas, pinceles y todo lo relacionado a la construcción.

Cada aporte cuenta y ayuda "un montón" y les estaremos muy agradecidos por recibir con nosotros "la vida como viene", que es el primer paso para una "nueva vida", con dignidad y esperanza.

 

Para comunicarse con el Hogar de Cristo Don Orione de Barranqueras: hogardecristo@donorione.org.ar

 

.

TOP