¡Misión cumplida! Los #AtletasDelCottolengo llegaron a la meta

 

(6.2.2017) La gran travesía de los dos primeros corredores con discapacidad intelectual en completar "El Cruce Columbia" acompañados por sus profesores Claudio Montero y Matías López ha culminado.

Lograron recorrer los 94 kilómetros con tiempos totales de 21:15:54 y de 24:54:02, repartidos en tres días de alrededor de 32 kilómetros por etapa. Tanto Nicomedes (28) y Federico (19) como Claudio (55) y Matías (28) participaron en la categoría "Amateur" de esta carrera de aventura que organiza el Club de Corredores de Buenos Aires donde participaron con cerca de 900 corredores de 25 países.

Además de las valiosas medallas por completar las tres etapas, estos jóvenes marcaron un hito al convertirse en los primeros atletas con discapacidad intelectual en disputar esta exigente competencia. Además de sus casi 100 kilómetros la competencia supera en algunas etapas los 2.000 metros sobre el nivel del mar. Claudio Montero, profesor de Educación Física y Coordinador del grupo aérobico del Cottolengo de Claypole, contó: “Los chicos están enteros, cansados obviamente cómo todos, con algunos magullones por alguna que otra caída, también alguna que otra ampolla y la fatiga muscular de tres días intensos de trabajo, no solamente físico sino mental”. Y agrega: “Ante esto me quedo satisfecho porque el trabajo previo, de años, pero intensificado en estos últimos seis meses, dio los frutos que yo esperaba: que ellos potenciaran sus capacidades y que creyeran en sí mismo y en todo lo que podían dar como atletas, y lo que es más como seres humanos, integrándose y conviviendo sanamente con el resto de los atletas. Fue una experiencia maravillosa”.

Un logro compartido con mucho esfuerzo y con mucha Providencia

Este desafío fue, ante todo un acto de fe en la Divina Providencia y en la generosidad de las personas y empresas que colaboran de manera regular o específica para acciones concretas, como "El Cruce Columbia" en este caso.
"Las zapatillas las Aníbal Medina, que es un productor de seguros; Indumentaria deportiva Sownne nos proveyó la ropa; el Club de Corredores nos dio una mano enorme invitándonos y disminuyó la inscripción a los dos profe acompañantes; el Consejo de Ciencias Económicas nos dio un montón de contactos y dos empresas de turismo, Amichi Viajes y Piamonte Organización, que nos dieron el alojamiento en Bariloche y los aéreos respectivamente", enumeró el profe. "Realmente, sin el apoyo de todas estas instituciones y personas, hoy estaríamos pensando en nuevos desafíos para otro año pero no para competir en este febrero 2017", concluyó.

Para seguir apoyando esta y otras tantas iniciativas con las que día a día la Obra Don Orione atiende a más de 1500 personas con discapacidad en 12 Cottolengos y hogares de Argentina, Uruguay, Paraguay y México, podés comunicarte al 0800-333-6746 o escribinos a contacto@donorione.org.ar.

 

 

 

TOP